Neón - Ne

Propiedades químicas del Neón - Efectos del Neón sobre la salud -Efectos ambientales del Neón

Nombre

Neón

Número atómico

10

Valencia

0

Estado de oxidación

-

Electronegatividad

-

Radio covalente (Å)

1,31

Radio iónico (Å)

-

Radio atómico (Å)

-

Configuración electrónica

1s22s22p6

Primer potencial de ionización (eV)

21,68

Masa atómica (g/mol)

20,179

Densidad (g/ml)

1,20

Punto de ebullición (ºC)

-246

Punto de fusión (ºC)

-248,6

Descubridor

Sir Ramsay en 1898

 

 


Elemento químico gaseoso, símbolo Ne, con número atómico 10 y peso atómico 20.179. El neón es miembro de la familia de los gases nobles. La única fuente comercial del neón es la atmósfera terrestre, aunque se encuentran pequeñas cantidades de neón en el gas natural, en los minerales y en los meteoritos.

Se usan cantidades considerables de neón en la investigación física de alta energía. Las cámaras de centelleo con que se detecta el paso de partículas nucleares se llenan de neón. El neón líquido puede utilizarse como un refrigerante en el intervalo de 25-40 K (-416 a -387ºF). También se utiliza en algunos tipos de tubos electrónicos, contadores Geiger-Müller, en lámparas probadoras de corriente eléctrica de alto voltaje. Con baja potencia eléctrica se produce luz visible en lámparas incandescentes de neón; tales lámparas son económicas y se usan como luces nocturnas y de seguridad.

El neón es incoloro, inodoro e insípido; es gas en condiciones normales. El neón no forma ningún compuesto químico en el sentido general de la palabra; hay solamente un átomo en cada molécula de gas neón.

Efectos del Neón sobre la salud

Vías de exposición: La sustancia puede ser absorbida por el cuerpo a través de la inhalación.

Riesgo de inhalación: Si existen pérdidas en su contenedor este líquido se evapora con mucha rapidez provocando sobresaturación del aire con serio peligro de asfixia cuando se trata de recintos cerrados.

Efectos de la exposición: Inhalación: Asfixiante simple. Piel: Congelación en contacto con el líquido. Ojos: Congelación en contacto con el líquido.

Inhalación: Este gas es inerte y está clasificado como un asfixiante simple. La inhalación en concentraciones excesivas puede resultar en mareos, náuseas, vómitos, pérdida de consciencia y muerte. La muerte puede resultar de errores de juicio, confusión, o pérdida de la consciencia, que impiden el auto-rescate. A bajas concentraciones de oxígeno, la pérdida de consciencia y la muerte pueden ocurrir en segundos sin ninguna advertencia.

El efecto de los gases asfixiantes simples es proporcional a la cantidad en la cual disminuyen la cantidad (presión parcial) del oxígeno en el aire que se respira. El oxígeno puede reducirse a un 75% de su porcentaje normal en el aire antes de que se desarrollen síntomas apreciables. Esto a su vez requiere la presencia de un asfixiante simple en una concentración del 33% en la mezcla de aire y gas. Cuando el asfixiante simple alcanza una concentración del 50%, se pueden producir síntomas apreciables. Una concentración del 75% es fatal en cuestión de minutos.

Síntomas: Los primeros síntomas producidos por un asfixiante simple son respiración rápida y hambre de aire. La alerta mental disminuye y la coordinación muscular se ve perjudicada. El juicio se vuelve imperfecto y todas las sensaciones se deprimen. Normalmente resulta en inestabilidad emocional y la fatiga se presenta rápidamente. A medida que la asfixia progresa, pueden presentarse náuseas y vómitos, postración y pérdida de consciencia, y fianlmente convulsiones, coma profundo y muerte.

Efectos ambientales del Neón

El neón es un gas raro atmosférico, y como tal no es tóxico y es químicamente inerte.

No se conoce ningún daño ecológico causado por este elemento.

Página de referencias.

Volver a la tabla periódica.






Bookmark and Share


Lenntech BV

Rotterdamseweg 402 M
2629 HH Delft
Holanda
España México Estados Unidos Chile Perú Argentina

tel: +31 15 27 55 702

fax: +31 15 261 62 89

e-mail: info@lenntech.com